Ahora llegan las vacaciones para los peques en el cole y la guarde, es un momento ideal para hacerles una sesión de fotos ¡así de bonita!

Estas sesiones tienen duración de 30 minutos aproximadamente, porque con los pequeños nunca se sabe,

tenemos que darles su tiempo para que puedan jugar e interactuar con nosotros.

Disponemos de atrezzo y decoración para este tipo de sesiones pero si lo preferís también lo podéis traer vosotros.

Antes de realizar la sesión hablaremos para ponernos de a cuerdo en cuanto a la ropa, tonos y colores.

Pilar, tiene un recuerdo así de bonito de su primer año ¡está preciosa!